chico comiendo un bollo de chocolate

Adelgazar comiendo dulces ¡se puede!

¿Adelgazar comiendo todo lo que quieres, es posible? Sí, te contamos como puede ser esta contradicción.

¿Acaso no es éste el sueño de cualquier persona? ¡Comer dulces y adelgazar! Zampar chocolate, helados, bollería, azúcar, caramelos… y estar totalmente en forma, sano y con un cuerpo que lejos de ganar peso no hace más que perder kilos. ¿Crees que es imposible? No lo es y en este artículo te contamos por qué.

La nutrición es un campo de estudio que está en constante avance y desarrollo. Antes apenas se estudiaba nada y ahora cada día hay un nuevo descubrimiento. Sin duda, uno de los más interesantes es el que la divulgadora Karen Wheeler ha popularizado. Pero la estadounidense no está sola: muchos nutricionistas han respaldado su teoría y demuestran, empíricamente, cómo una dieta rica en dulces puede ser clave para adelgazar y estar en forma.

¿Adelgazar comiendo dulces?

Desde luego, optar por una dieta dulce no implica optar por “comer lo que nos dé la gana”. Una dieta es una dieta y, si no fuese así, no sería una dieta. En esta es perfectamente posible optar por comer alimentos dulces si, a cambio, hacemos una serie de esfuerzos en otra dirección. Por ejemplo, comiendo menos cantidad o cambiando y suprimiendo la ingesta de grasas.

imagen de una tarta de chocolate

Adelgazar no es sinónimo de estar sano

Desde luego, nada sustituye en términos de nutrición y bienestar a una dieta rica y equilibrada que contenga elementos de todos los grupos de alimentos. De hecho hay trucos como los semáforos nutricionales que asesoran al consumidor para poder llevar una dieta sana y equilibrada. Sin embargo, sí es posible adelgazar comiendo dulces. Otro ejemplo, además del libro de Karen Wheeler, es el del científico nutricionista Mark Haub, de la Universidad Estatal de Kansas, que demostró en carne propia cómo podía perder peso alimentándose exclusivamente de chocolatinas y comida basura de la que se puede encontrar en cualquier kiosko o gasolinera.

¿En qué consiste la teoría de Mark Haub?

  • Similar a la de Karen Wheeler
  • Lo importante no es el valor nutricional de lo que comemos cuando queremos adelgazar sino, al contrario, la ingesta total de calorías
  • Este conocido nutricionista mantuvo la ingesta de calorías por debajo de 1.800 durante tres meses alimentándose de dulces y de grasas (pero siempre por debajo de esta cantidad)
  • Al término de su experiencia había perdido doce kilos aunque, desde luego, un análisis de sangre probablemente no pudiese aseverar que estaba sano.

La solución puede pasar por una opción intermedia como puede ser el optar por una dieta sana en la que no se renuncia a la posibilidad de comer chocolate, azúcar, caramelos o helados pero en la que sí se vigila el número total de calorías ingeridas. Así, si comemos un filete a la plancha y cenamos una sopa de verduras con un trocito de pan, bien podemos tomar media tableta de chocolate para merendar pues el total de lo ingerido apenas llega a 1.500 calorías. Si lo de la ensalada no es lo tuyo… ¡Aquí tienes una alternativa!

Tambien te puede interesar

como es la moda masculina en otoño

La moda masculina este año no trae muchos cambios, aunque sí traerá ropa que estuvo de moda hace unos años. Seguro que puedes rescatar algo ¡No pierdas detalle!

22 noviembre, 2019