Las espinacas: ¿Pasarán a ser dopaje?

¿Sabías que comer espinacas es dopaje para muchos deportes? Te contamos el por qué hay personas a favor y otras en contra que se consideren dopaje.

¿Quién no recuerda a Popeye el marino abriendo una lata de espinacas con las manos y tragándosela de golpe? Ya en aquella época se vislumbraba el poder que tenían las espinacas para la salud.

Desde luego, mucha gente considera que aquella exaltación de las espinacas que hacía Popeye el Marino buscaba más bien convencer a los niños de la importancia de tomar verduras. Esto es especialmente cierto en un país en el que se consumen tan poco y en el que se come tanta fast food como es en Estados Unidos. Sin embargo, un reciente estudio apunta a que las espinacas pueden ser un alimento que nos haga dar positivo en dopaje. ¿Cómo puede ser así? En este artículo te lo contamos.

¿Por qué la espinaca puede dar positivo en dopaje?

Este estudio, publicado hace menos de un mes por la Universidad Libre de Berlín, señala que existe una sustancia dentro de las espinacas que hace que los músculos humanos crezcan más y el rendimiento deportivo se mejore.

Desde luego, es un debate que está abierto todavía. ¿Hasta qué punto estamos dopándonos? Y es que, si bien es cierto que las espinacas tienen un efecto contrastado en el crecimiento de los músculos, no menos cierto es que son un ingrediente totalmente natural y sano.

¿Qué contienen las espinacas?

El hecho de que podamos hablar de dopaje y de espinacas se basa en la presencia de la ecdysterona, que es una hormona presente de manera natural en muchas plantas y hierbas, como por ejemplo en las espinacas. Eso sí, hay que tener en cuenta que desde hace un cierto tiempo se han comercializado una serie de suplementos alimenticios basados en esta sustancia y que tienen por público objetivo a los deportistas de élite y a las personas que practican deporte de forma regular.

Al parecer, según el estudio, la ecdysterona tendría un efecto muy parecido al que puedan tener los esteroides anabólicos en el cuerpo humano. Eso sí, sin los efectos hormonales negativos que tienen estos últimos.

Estudios lo confirman

Tras un primer estudio sobre las implicaciones de las espinacas en el dopaje de ratas, se pasó a realizar un estudio de más amplio nivel en seres humanos. En este último experimento, evaluó y se realizó un seguimiento a un grupo de 46 hombres jóvenes. Este grupo siguió un mismo esquema de entrenamiento de fuerza durante dos meses y medio. 6 de los 40 abandonaron el estudio, es cierto, pero entre los subgrupos de los 40 restantes, pudieron extraerse unas conclusiones.

Y es que el estudio puso de relieve que quienes habían tomado una mayor cantidad de esta sustancia presente en las espinacas, acabaron viendo incrementada su masa muscular en más de 2 kilogramos.

¿El hecho de consumir espinacas es doparse?

Lo cierto es que el debate está abierto y muchos son los puntos de vista a favor y en contra.

Contras si se considera dopaje

El argumento principal para considerar que las espinacas no son dopaje, es el hecho de que se trata de un producto totalmente natural. Estamos ante un producto que no es sintético ni se obtiene de forma química en un laboratorio. Al contrario, se trata de una sustancia presente en las propias espinacas. Si prohibiésemo las espinacas, quizás debiésemos prohibir otra serie de alimentos positivos para el ser humano como otras plantas similares.

A favor de que las espinacas se consideren dopaje

El argumento principal para proponer incluir a las espinacas como un medicamento que causa dopaje, es el hecho de que este crecimiento muscular es bastante anómalo si se lo compara con otras plantas. Y es que, a fin de cuentas, muchas de las plantas que consideramos droga son totalmente naturales como es el caso por ejemplo de la marihuana o de la hoja de coca. Eso sí, a diferencia de la marihuana y de la hoja de coca, las espinacas son muy buenas para la salud y no tienen ningún efecto adverso.

 

Tambien te puede interesar

¿Sabías que comer espinacas es dopaje para muchos deportes? Te contamos el por qué hay personas a favor y otras en contra que se consideren dopaje.

31 julio, 2019