ser sostenible

Si eres sostenible harás estas 5 cosas

¿Eres sostenible? Esta cuestión es muy importante ya que todos podemos, y debemos, aportar nuestro granito de arena a hacer de este mundo uno mejor.

¿Eres sostenible? Esta cuestión es muy importante ya que todos podemos, y debemos, aportar nuestro granito de arena a hacer de este mundo uno mejor. Nuestra rutina diaria tiene un gran efecto en nuestra sostenibilidad. Por eso, en este post os damos cinco ejemplos de rutinas sostenibles que podemos seguir para ser más ecológicos.

Menos coche y más bus

La revista “Science” ha calculado que por cada tonelada de dióxido de carbono que emitimos se pierden tres metros de hielo de los polos. Para contribuir a la preservación de estas dos regiones debemos que evitar coger nuestro coche o moto cuando podamos usar el metro o el autobús.

Además de los beneficios de sostenibilidad, también ahorramos dinero en combustible y nos evitamos perder horas y horas de tiempo a la semana buscando sitio para aparcar y en atascos.

Consume de tu propio huerto

Esto se puede hacer dependiendo de donde vivas. Por ejemplo, si tienes una casa a las afueras con un jardincito sí que pueden dedicar una parte de él a plantar ciertas verduras dependiendo del clima. Por otro lado, si vives en un piso también puedes apañárselas. Una idea es plantar en macetas distintos condimentos como el romero o la albahaca.

Eres sostenible

¡Cierra el grifo!

Ahorrar agua es de las acciones más sostenibles que existen, da igual si vives en una zona donde llueve casi todos los días del año o si hay sequías frecuentemente. Al igual que ocurre cuando usamos el transporte público, con este hábito también reducimos nuestros gastos mensuales.

¿Como ahorrar agua? El primer consejo es ducharse en cinco minutos. La Organización Mundial de la Salud estima que si hacemos esto todo el año ahorramos 42.000 litros de agua por año por persona. Poca broma.

Al usar la lavadora o el lavavajillas con la carga máxima posible podemos ahorrar hasta la mitad de agua al mes. También es buena idea comprar dosificadores para los grifos y regar de noche, puesto que la tierra retendrá mejor el agua que reciba al no hacer tanto calor.

Casa eco-friendly

De acuerdo al informe Noveno Índice de Eficiencia Energética en el Hogar de Gas Natural, tu casa puede ser hasta un 23,2% más eficiente energéticamente. Esta rentabilidad energética y económica se consigue cambiando unos hábitos y equipamiento.

Si bien es cierto que la mayoría de medidas tienen efecto a medio y largo plazo, cuando antes las apliquemos, mejor. Una de ellas es comprar electrodomésticos de categoría A+++. Otro es iluminar nuestra casa con bombillas de bajo consumo. Por último, eres sostenible sin en verano tienes el aire acondicionado a 25ºC.

Las tres R’s

Recicla, reutiliza y reduce para ser sostenible. Dividir la basura en:

  • Residuos orgánicos.
  • Residuos no orgánicos.
  • Vidrio.
  • Papel y cartón.
  • Envases.
  • Punto limpio (aquí entran los residuos que no vayan en las categorías anteriores). Pilas, baterías, termómetros…

Reutilizar todo lo que no esté roto. Por ejemplo, si una camisa tiene un par de botones descosidos o una camiseta con un pequeño jirón, lo podemos coser sin problema. En cuanto a reducir, podemos aplicar este truco. Antes de comprar algo que no necesitamos nos podemos preguntar “¿eres sostenible de verdad si me compro esto porque tengo el capricho de hacerlo?”.
Esperamos que este artículo os haya ayudado a ser más sostenibles. Todos podemos ayudar a hacer de este mundo uno mejor para nosotros y para las próximas generaciones.

Categorias

Síguenos

Último video