eyaculación

¿Estás en la media? La cantidad de semen que se considera normal al eyacular

Las cantidades de semen normales que se expulsan durante la eyaculación entre los 2 y los 4 mililitros. Si en tu caso no es así te contamos las razones por las qué pueden ser.

Una de las cuestiones que se tratan cuando quieres ser donante de esperma es la calidad seminal, es uno de los factores a tener en cuenta es la cantidad de semen que se expulsa durante la eyaculación.

La cantidad normal de esperma eyaculado es entre 2 y 4 mililitros. Según la OMS si se eyacula por debajo de 1,5 ml se considera que es anormal y que puede existir algún tipo de patología. Aun así, la persona que esté por debajo de esa cantidad se puede seguir considerando fértil. Lo ideal es que en cada eyaculación se expulsen unos 239 millones de espermatozoides.

Diversos factores influyen en la cantidad de semen que eyaculamos.

  • Uno de los principales es la edad: El volumen de semen disminuye y viene relacionado con la bajada de los niveles de testosterona.
  • La cantidad de veces que se haya eyaculado previamente: Los testículos necesitan cierto tiempo para fabricar el esperma y de ahí que el volumen del eyaculado disminuya. Esto no es motivo de mayor preocupación.
  • Otros factores como la obesidad, el alcohol, el tabaco y la falta de ejercicio pueden causar una disminución en la cantidad y calidad de nuestro semen.

Por ello mantener una buena calidad de vida hace que nuestro semen mejore.

Qué es la hipospermia

Cuando se eyacula una cantidad por debajo de 1,5 ml nos encontramos con un caso de hipospermia. En principio no supone infertilidad a menos que suponga un bajo recuento de espermatozoides.
La hipospermia puede ser causada por varias razones.

  • La ausencia de conductos deferentes y vesículas seminales por causas genéticas puede ser una de ellas.
  • También puede existir algún tipo de obstrucción de los conductos seminales por alguna infección.
  • La denervación simpática es la pérdida de impulsos nerviosos. También la cirugía aplicada a la vejiga puede causar estos trastornos.

Otra razón es la llamada eyaculación retrógrada parcial, en la que parte del semen se desvía hacia la vejiga durante la eyaculación por problemas en la próstata, por alguna deformidad o algún daño neurológico. Esta eyaculación retrógrada puede ser total. El semen sale del organismo mediante la orina. No se considera un problema de salud pero evidentemente si afecta a la fertilidad.

Si se sufre de hipospermia se puede acudir al médico especialista para que realice el tratamiento según sea su origen. Aplicará desde antibióticos, hasta impulsos eléctricos. En algunos casos será necesario la intervención quirúrgica.

Por otro lado tenemos la hiperespermia, esta se suele dar cuando la cantidad de semen eyaculado supera los 6 ml. No presenta ningún problema médico. Pero no hay que confundir la cantidad de semen con la calidad del mismo.

Para que el semen sea considerado de calidad debe tener una determinada concentración de espermatozoides. Lo normal es que sea de 15 millones por cada mililitro eyaculado.

También es necesario que los espermatozoides tengan la morfología correcta en un 4 por ciento. Debe de existir un porcentaje del 58 por ciento de espermatozoides vivos. Todos estos requisitos son necesarios para que el esperma sea considerado normal.

La escasez en la cantidad de semen que se eyacula no tiene que ser sinónimo de infertilidad. Recuerda que en la cantidad también intervienen otros factores como llevar una vida sana o si se han realizado eyaculaciones previas cercanas en el tiempo.

Si aún así crees que la cantidad de semen que eyaculas no es la correcta no dudes en acudir a tu especialista para que te ayude con tus problemas. Pero recuerda además de la cantidad, también es importante la calidad del semen que eyaculas.

Tambien te puede interesar

como es la moda masculina en otoño

La moda masculina este año no trae muchos cambios, aunque sí traerá ropa que estuvo de moda hace unos años. Seguro que puedes rescatar algo ¡No pierdas detalle!

22 noviembre, 2019